lunes, 3 de noviembre de 2008

sábado, 1 de noviembre de 2008

Todo sea soñado. ( De Abdel Bari )

Todo sea soñado .

Y la nada germino.

Nace el datil

De la palmera.

Y el agua

Del pozo.

Y la lluvia

No viene .

Y se hace sal

El mar

Que nos habita.


Despierta

La mañana

Y deja el roció

Que es aquí

Regalo de dioses .


Y bebe la palmera.

Y se esponja la lana

Del camello

Que nos abriga .

Y la lluvia

No viene.

Y se hace sal

El mar que nos

Habita.


De siempre .

Para siempre.

Sahara.( Sus gentes )

El Sur ( De Talib Abdelaziz )

Te dejan colgar el sombrero

eso porque eres el único príncipe

entre nosotros.


Toma una rama del árbol de espera

para sacudir el aburrimiento

de tu frente.

¡ Oh!, extraño

el desierto es tan extenso

y el camino hacia el sur

pasara por aquí ¡


Venimos de la niñez,

¿ Acaso no venimos de la lluvia?

Mientras te deja el cartero sin nada

el árbol se crece

otros sentidos de tu espera.


Tu olvidas

pero el viento aún recuerda.

Marruecos - Musica nomada

Nosotros, los peregrinos del desierto ( De Nicole Pottier )


nosotros, los peregrinos del desierto



-con los cuerpos temblando en sus contornos-



nuestras sombras nos preceden en la marcha



en su velada difusa



el desierto tiene sed



el horizonte está tan próximo



el horizonte está por todas partes



el horizonte de la sed



nosotros, los peregrinos del desierto



-nos llama el horizonte de la sed –



los ecos preceden nuestras voces secadas



las sombras se vuelven sobre sí-mismas



ecos-caos que se vuelve sobre sí-mismo



la luz se concentra



borra las sombras



las voces se concentran



borran los ecos



quedan



el eco de la luz



la sombra de la voz



inmensa vocal átona - desierto

viernes, 31 de octubre de 2008

Canto Bereber ( Marruecos )





...Paisaje desértico con meloneros y limoneros

Y allá el Rift

Riachuelos y colinas de arena en tierras labradas a cuadros y allá el Rift

Parada en el café en la carretera la mujer dice que no quiere una foto o darme cincuenta dirhams. No hay foto no problema y allá el Rift ...





Ooleya Mint ( Musica Mauritana )

Áhmed Uld Abdel Qáder ( Fragamento )

Emprendimos la marcha...

Y la aurora nos sorprendió con las Pléyades,

prestas para la oración de la mañana.

Era un día cubierto de estrellas,

envenenado,

laberíntico,

proclive al espejismo,

un día para los que se beben su sed,

pero el espejismo sólo es un espejismo,

y no hay lugar para los recién llegados...

Baile Hassani ( Sahara Occidental )

TIRIS ( De los poetas saharauis Luali y Saleh Abdalahe )

Quiero huir del vientre
De esta noche ajena.
Dormir un sueño
Sin primaveras postergadas
Sin cláusulas de perdón incumplidas
Y despertarme en tu vientre TIRIS.
Espantar la soledad con un abanico
De versos inspirados por tu inmensidad.
Vaciar mi alma en la bondad de tu alma
repasar la memoria del universo
en la poesía de tus paisajes
y escuchar en el eco de tus montañas
la gloria de tu pasado,
los ruidos de la infancia del mundo,
el galope de una caravana sobre el cristalino rostro de
tus llanuras
y sentir la paz que los dioses cincelaron con bondad
en tu rostro,
tu rostro de mar que se le congelaron las olas

jueves, 30 de octubre de 2008

Siroco ( De Chejdan Mahmud Yazid )


El día se hace eterno

ya de antemano.

Fatimetu agita su melhfa

y envuelve su impasible rostro

con la tela cotidiana.

Otras miradas tristes

invocan algún misterio.

Desde las vísceras

de la endeble morada

se retuerce la tranquilidad

y, de paso,

se enojan las moscas.

Allá en la penumbra

balbucea algún niño,

entonces

se desprende algún

desairado sermón

y un ambiente distante

carcome las gargantas.

En la frontera

de la jaima y la nada,

el día se hizo amargo,

y nadie quiso

maldecir a los dioses.

Desierto de Merzouga - Gnaoua

Poesía de emboscada (fragmento) ( Del poeta tuareg Hawad )


Allá como aquí


Veo a la viuda Temoust


Temoust la tuareg


Cuya grieta


De los ojos


O la rocalla de los pies


Desnudos


Son alimentados


Por las garras del siroco


Y los dardos del sol


El ocre mate de la epidermis


De sus hijos la tiene acorazada


Para enfrentar las sierras y las guadañas


De sus torturadores


Garras del siroco....



Al fin el cielo se acordó de nosotros ( De Luali Lehsen )




Al fin el cielo se acordó de nosotros,

los niños giraban como trompos pidiendo lluvia,

y febrero, como siempre, respondió a sus plegarias.



Diluvió como nunca,

y la barca de barro, donde navega nuestro sueño,

se deshizo,

¡tierra en la tierra!



La esperanza de los hombres azules se ha quedado desnuda,

pero no ha muerto,

brotará renovada, con las flores del desierto,

que saben dormir en la memoria del suelo,

hasta que algún febrero, redimido con plegarias de niños,

las despierte.



Al fin el cielo se acordó de nosotros,

cuando todo el universo nos tenía en el olvido.

Canto bereber en fiesta tradicional. Ifoulou, Alto Atlas, Azilal, Marruecos

Saguia ( De Zahra Hasnaui )

Dicen que la

noche se adueña

de tus tonos añiles,

violeta y cobalto.

Que se secaron

en tu regazo

los besos de sal.


Dicen que

la sonata

de viento,

se torna en

sinfonía de

notas caóticas

orquestadas

por el espanto.


Ignora los dardos

de la serpiente.


Volveré,

envuelta en mantos

de estrellas rojas,

a sanar las

aguas amargas.


A morir y renacer juntos

en la matriz del Atlántico.

Aziz, Mohammed e Ibrahim

Musicos bereberes de La Plaza Jemaa el_Fna ( Marrakech )




Video propiedad del Autor. Prohibida expresamente su copia.

Naci ( de Mohamed Ali )

Nací bajo el abrasante sol del

desierto


entre lluvias y arenas crecí,

entre las balas y los estruendos

de una atroz guerra, crecí.



Crecí soñando con un libro

bajo mi cielo:

cielo azul de blanco horizonte.

Zocos Marrakech


La gran plaza roja de rojos muros de Marraqués

Desde la terraza del hotel vemos hipnotizadores de serpientes magas y tatuajes y juice d'orange

Desde la terraza del hotel vemos hechiceras timadores mentirosos y ciclistas y petit taxis y la mezquita roja de Marraqués cerca de un oasis

One dirham! One dirham!




video

Video propiedad del autor. Prohibida expresamente su copia.

Huérfano en un Starbucks ( De Mahmud Awah )

Amiskarif , en la jungla

de Occidente,

tal vez

tu nombre no sabe a nada.

Siento herir la suma

de tus

majestuosas letras,

que te hacen

la pirámide de Tiris

y feudo de sus gacelas.

Pero a mí, Amiskarif

me suena

más que un tesoro

entre los tostados senos de Tiris.

Canta el desierto.

Tuareg ( De Abdel Bari )





Busca tu mirada


y encuentra lejano


el horizonte.



No hay muros,


ni esquinas,


ni calles sinuosas,


ni chimeneas.


No hay siquiera caminos,


ni árboles


no hay fronteras


que demarquen territorios.


Es tu techo la noche


y tu cama la arena


dorada


a los pies de una duna.


Y mas allá la nada


se pierde en el infinito


sin límites que acoten


tus dominios.


Dueño eterno


del silencio que impera


escribiendo tu historia


en la arena


como siempre


lo hicieron los tuyos.


Hombre de azul


que cubres tu rostro


ante ese sol impasible


que quema y abrasa,


y que abiertas


extiendes las manos


que acogen


al viajero que llega cansado,


y lo ofreces tu té y tu jaima,


a cambio de nada.


Como te envidio tuareg


hombre libre que el en desierto vives


sin muros,


sin limites,


sin casa


y dueño absoluto


del desierto y su magia

Sahara ( De Abdel Bari )





Emergen

Una tras otra las dunas

Como jorobas

Que la arena pare.


Todo es lejano

Extenso

No hay ni horizontes

Ni sombras.

No hay ecos

Tan solo a veces

El leve arrullo

Del viento

Que aquí quema.


Y habita la nada

Fiel compañera

De destierro

Que construye

Con soles,

Vacíos.


Impera en ti

La hermosura

De lo etereo

Y mis ojos

Que te aman

Te miran extasiados.


Tú y yo

Nos parecemos

Tanto

En nuestra soledad

Azul Indigo.( De Abdel Bari )







Es mi país

El país de la arena

De las noches

De lunas sin sueño

Que danzan etéreas

En un cielo

Que azul índigo

Presenta.


Es mi país

El país del viento

Que besa la arena

Y danza con la lunas

Y se oculta del sol

Cubierto su rostro

De azul índigo.


Es mi país

El país de donde

El agua

Huyo

Dejando la arena

Reseca

Y mar se ha hecho

Tan solo vistiendo

Azul índigo.


Es mi país

El extenso desierto

Sin fronteras

Donde África Llora

Con lágrimas

Secas

Azul indigo.